Autor: Héctor Gago Bellido

Lugar de la fotografía: Cala Boquer, Port de Pollença (Mallorca).

Nombre científico de la especie: Phalacrocorax aristotelis

Esta ave, del orden de los pelicanos y de costumbre sedentaria, migra cada año de las islas baleares en invierno en busca de mejores condiciones climáticas y buena pesca.

Su plumaje permeable le permite llegar a bucear hasta 30 m de profundidad para buscar a sus presas, una práctica que, hasta el siglo pasado, era aprovechada por los pescadores de China y Japón atándoles sogas al cuello para obtener el alimento por estas aves.

Sus excrementos son altamente corrosivos, sin embargo, en algunas zonas de las costas del Océano Pacífico lo aprovechan como fertilizante (con el cormorán guanay).

¡Compartir!